Sanación

Tu eres el dueño de tus decisiones. Tu eliges vivir en el amor que sana o el miedo que enferma.

Sanación

Vivimos en un entorno compuesto de energía, todo lo que nos rodea, la naturaleza, los animales, las flores, los objetos, y nosotros mismos estamos compuestos por átomos y luz, es decir somos energía. Incluso lo que no vemos, lo intangible, que va más allá de nuestros sentidos físicos, contiene energía. Pero también nuestros pensamientos son energía antes de materializarse.

Es importante ser conscientes que nuestra vibración o nivel energético depende de varios factores entre ellos del entorno o espacios que frecuentamos, nuestra alimentación, estilo de vida, tiempo de descanso, ejercicio, meditación, el cuidado que damos a nuestro cuerpo, y de la calidad o no de nuestros pensamientos y emociones.

La vida trae a nosotros situaciones complejas, momentos que nos pueden llevar a experimentar un trauma y grandes problemas emocionales.

Las enfermedades como por el Covid-19 son para muchas personas, un suceso traumático por el cambio en las rutinas cotidianas y por la adaptación que han tenido que hacer en su vida. Para muchos otros, el trauma ha venido por la propia enfermedad, por sufrir secuelas o por no haberse podido despedir de sus seres queridos que han fallecido en estos tiempos.

Cuando sanamos, iniciamos una relación diferente con nosotros mismos, donde nos aceptamos y nos queremos más, por lo que también nos cuidamos.

Las adversidades son habituales en la vida, no las podemos evitar. Lo que sí podemos decidir es cómo viviremos esas adversidades y crisis. Podemos ver en ellas una gran amenaza o podemos ver oportunidades. Todo depende de esta primera decisión, la más importante.

Cuando sanamos nuestra mente, cuerpo y emociones, nos convertimos en una persona diferente, somos más flexibles, dejamos de juzgar, vivimos en el presente y todo esto cambia la manera en que nos mostramos al mundo y a los demás.

Y cuando tú sanas y cambias desde dentro, tu entorno observa el cambio y esa puede ser la señal para que otras personas sanen y evolucionen.

No se trata de desconocer que existe un problema, un dolor o una enfermedad sino ir más allá de ésta, salir del miedo, la inercia y la zona de no acción. Incluso la enfermedad puede ser una excusa para no enfrentar nuestra vida y demandar atención de otros. Recordemos que la enfermedad se da por ausencia de amor propio. Una de las claves para sanar es ser conscientes que nosotros mismos somos los creadores de está situación, somos responsables de lo que está ocurriendo y hacemos parte del proceso por alguna razón.

La sanación se utiliza tanto en niveles físicos, emocionales y espirituales.

Recuerda que eres el dueño de tus decisiones. Tu eliges vivir en el amor que sana o el miedo que enferma.

Te ayudo a que la energía fluya de manera armónica a través de sanación de la mente, el cuerpo y el alma.

Trabajo la energía usando diversas técnicas que reestablecen el balance natural para llegar a un estado lúcido y relajado.

Contacta ahora conmigo y comienza a vivir tu vida con plenitud. Libérate de las malas energías y realiza ya tu sanación. Notarás como empieza a mejorar tu vida.

¿Quieres un consejo mágico GRATIS? 

Pon un poquito de magia en tu vida. ¿Quieres tu consejo mágico? Déjame tus datos y te lo enviaré gratis por email.

Contacto

Si tienes un deseo, hazlo posible.

Pide tu cita, te espero.

Me encantaría ayudarte y asesorarte en todo aquello que te inquieta y te preocupa. Contáctame